No importa cuál es el navegador que prefieras (Chrome, Brave, Firefox, Edge, Safari, Opera o cualquiera de los otros) es casi seguro que te ofrecerá un modo incógnito o privado. Esta opción aparentemente mantiene tu navegación web en secreto. (Google Chrome muestra un icono de sombrero y gafas cuando navegas de incógnito, como si estuvieras disfrazado).

Antes de continuar, permíteme mencionarte que Brave es un navegador que está ganando muchos adeptos debido a sus opciones de privacidad. Puedes descargarlo aquí.
que es modo incognito en google chrome

El modo incógnito o privado de hecho mantiene ciertos aspectos de tu navegación privados, pero es importante estar al tanto de lo que ocultas y borras de tu computadora o teléfono y lo que no. Una vez que comprendas exactamente qué hacen estos modos en tu navegador, sabrás cuándo pueden ser más útiles.

    ¿Qué hace el modo incógnito?

    Quizás la forma más fácil de pensar en el modo incógnito es que tan pronto como cierras la ventana de incógnito, tu navegador web olvida que la sesión sucedió. No guarda nada en tu historial de navegación, y las cookies que se han creado (esos pequeños bits de datos que registran algunas de tus acciones en línea) se borran rápidamente.

    Las cookies son lo que mantienen los artículos en tu carrito de compras de Amazon incluso si te olvidas de ellos durante días, por ejemplo, y también ayudan a los sitios a recordar si los has visitado antes. Por tal razón, normalmente solo te molestan para registrarte en un boletín de noticias del sitio la primera vez que llegas. 

    Es posible que observes que, si visitas todos tus sitios favoritos en modo incógnito, no serás reconocido. Luego se te pedirá que te registres para recibir una gran cantidad de boletines y ofertas especiales nuevamente.

    Este tipo de anonimato es lo que hace bien el modo incógnito: es como empezar de nuevo con una pizarra en blanco, para bien o para mal. Intenta ingresar a Twitter o Gmail, y estos sitios no iniciarán sesión automáticamente como lo hacen normalmente. 

    Por la misma razón, el modo incógnito a veces puede ser una forma práctica de acceder a más artículos gratuitos desde un sitio con suscripción de pago (el sitio no te identificará instantáneamente como alguien que ha estado antes, aunque muchos sitios con suscripción de pago utilizan otros métodos para averiguarlo).

    Tu navegador no recordará dónde has estado, qué has buscado o la información que has llenado en formularios web mientras has estado en modo incógnito. Es como si Chrome, Firefox o cualquier navegador esté de espaldas hasta que vuelvas a cerrar el modo incógnito.

    Navegadores personalizados

    Con los navegadores ahora tan personalizados, probablemente estés familiarizado con los sitios web que visitas con frecuencia que aparecen a medida que escribes en la barra de direcciones o en el cuadro de búsqueda.

    Todo lo que hayas visitado o buscado en modo incógnito no debería aparecer en estas sugerencias (con algunas advertencias, como mencionaremos a continuación). 

    Notarás en algunos navegadores que no puedes usar el truco normal de volver a abrir una pestaña que acabas de cerrar mientras estás en modo incógnito; tu navegador ya olvidó que alguna vez la abriste en primer lugar.


    Ventajas del modo incógnito

    El modo incógnito ciertamente tiene sus usos: puedes iniciar sesión en varias cuentas al mismo tiempo, por ejemplo, en lugar de iniciar y cerrar sesión. También es útil cuando necesitas realizar algunas búsquedas rápidas sobre temas delicados, como problemas de salud, que no deseas que aparezcan en tu historial de búsqueda o navegación en el futuro.

    Si bien todos los rastros de tus actividades de incógnito desaparecerán tan pronto como cierres estas ventanas, esto es cierto solo en lo que respecta a tu navegador y al dispositivo que estás utilizando actualmente. En estos días, el seguimiento y la minería de datos se extienden mucho más allá de un solo navegador y un solo dispositivo.

    Lo que no hace el modo incógnito

    Tan pronto como accedas a cualquiera de tus sitios favoritos en modo incógnito (Facebook, Amazon, Gmail), tus acciones dejarán de ser anónimas o temporales, al menos en lo que respecta a esos servicios. 
    Aunque las cookies y los datos de seguimiento se eliminan cuando finalizas tu sesión privada, aún se pueden usar mientras la sesión está activa, vinculando tus actividades entre varias cuentas y perfiles.

    Eso significa que, si has iniciado sesión en Facebook, por ejemplo, Facebook podría ver lo que estás haciendo en otros sitios y ajustar tu publicidad en consecuencia, incluso en modo incógnito. 

    El bloqueo de las cookies de terceros en tu navegador puede detener esto hasta cierto punto (Chrome incluso te ofrece la opción cuando abres el modo de incógnito). No obstante, el alcance de las redes publicitarias y las tecnologías de seguimiento es tal que es difícil detenerlos por completo.

    Google ya ha tenido problemas por esta práctica, aunque no está solo. Si inicias sesión en Google mientras usas el modo de incógnito, tus búsquedas se registrarán nuevamente y se asociarán con tu cuenta, asumiendo que así es como se configuran las preferencias de tu cuenta de Google. Google potencialmente también está usando su red publicitaria y tecnologías de seguimiento en otros sitios para estar al tanto de ti también.

    Incluso si no inicias sesión en ningún lugar, los sitios web que visitas pueden usar varias pistas (tu dirección IP, tu tipo de dispositivo, tu navegador) para averiguar quién podrías ser y relacionar esto con otra información que ya podría ser asociada contigo. Ciertos navegadores están luchando contra este tipo de rastreo, llamado "huella digital", pero aún continúa. Por ejemplo, Brave te permite bloquear los anuncios.

    Conclusión

    El modo incógnito no oculta tu navegación a tu proveedor de servicios de Internet ni a tu empleador, y no borra los archivos que has descargado. En otras palabras, debes pensar en ello como una forma de ocultar tus actividades en línea del navegador en particular en el dispositivo particular que estás usando y de las otras personas que usan ese dispositivo. Cuando se trata de todo lo demás, no hay garantías.

    Los límites del modo incógnito destacan lo difícil que es permanecer invisible en la web. Para mantener el rastreo al mínimo, debes elegir un navegador centrado en la privacidad, usar servicios como el motor de búsqueda DuckDuckGo que no extrae tus datos. Además, debes implementar un programa VPN confiable cada vez que te conectas a la web.